Sección de Servicios Varios y Gestión Ambiental

 

 

En marcha la primera etapa del SGIRS en la sede Palmira

 

 

El trabajo de diseño e implementación del Sistema de Gestión Integral de Residuos Sólidos - SGIRS en las sedes regionales, llegó al campus La Carbonera del municipio de Palmira. Se programó una mesa de trabajo integrada por las personas de Servicios Varios, las directivas de la sede y dos grupos estudiantiles conformados, entre otros, por estudiantes de tecnología agroambiental, con el objetivo de reunir a todos los actores que inciden en la generación de los residuos sólidos, aunar esfuerzos y apuntar hacia el mismo objetivo.   

 

Entre el 18 y el 22 de junio se hizo la caracterización de los residuos generados durante una jornada cotidiana en la sede. Se marcaron y se separaron de acuerdo al espacio dentro de la universidad al que pertenecían (en este caso la división fue por bloques), se trasladaron al punto de acopio donde se clasificaron con la ayuda de las personas que hacen el aprovechamiento de esos materiales, se pesaron y se tabuló la información en unos formatos para luego procesarla. Dicha actividad permitió identificar datos importantes como el tipo, la cantidad y el lugar donde se producen los residuos sólidos. 

 

Con esa información se van a diseñar y a programar distintas estrategias desde el componente técnico y social, con el objetivo de incidir positivamente en la gestión integral de los residuos: “Le apuntamos a alternativas que están establecidas en la jerarquía de la gestión de los residuos: tratar de reducir o disminuir en la fuente, separar en la fuente lo que se pueda separar, buscar opciones de aprovechamiento, siguiendo con el reciclaje posteriormente y, por último, llevar la menor cantidad de materiales a disposición final”, explica Andrés Pérez, ingeniero sanitario y ambiental del proyecto SGIRS.

 

El componente social es parte fundamental del sistema y se evidencia con la vinculación de personas dedicadas al aprovechamiento de los residuos, también conocidas como recuperadores de oficio. En las sedes de Cali actualmente trabaja la Asociación de Recicladores de Oficio y Recuperadores Ambientales de la Comuna 22 - ARAC 22, una de las asociaciones que se creó después de que la Corte Constitucional emitiera la Sentencia T-291 de 2009, que reconoce el derecho al trabajo de los recicladores y ordena a las autoridades correspondientes vincularlos en los programas de recolección, aprovechamiento y comercialización de los residuos.

 

También se espera trabajar articuladamente con los grupos estudiantiles interesados en la gestión ambiental, gracias a ellos se obtiene información de primera mano sobre las problemáticas identificadas en la sede y se construyen en conjunto las propuestas de intervención y las piezas de comunicación con las que se espera sensibilizar a la comunidad universitaria. 


Lo más importante del trabajo realizado en la sede Palmira, es que se cuenta con la buena disposición y el compromiso de las personas vinculadas a este proceso, desde su más alta directiva, como lo reconoce el ingeniero ambiental Diego Restrepo: “Afortunadamente hemos contado con el apoyo total del profesor Luis Alfonso Escobar, actual director de la sede, quien nos ha dado a conocer su interés para que este campus sea un modelo en la gestión ambiental”.