Sección de Servicios Varios y Gestión Ambiental

 

 

Nuevo aplicativo para el cuidado de los árboles

 

 

El Programa de Manejo Silvicultural de la Universidad del Valle ha establecido el inventario forestal en las sedes de Cali y en las regionales de Buenaventura, Norte del Cauca y Palmira; gracias a ese trabajo se conoce el número de individuos forestales por cada sede y se establece una ficha técnica con dimensiones dasométricas, información botánica, el estado o vitalidad, el tipo de intervención que requiere el árbol según su vitalidad, y se marca un punto de georreferenciación con las coordenadas de ubicación.

 

En esta etapa del proyecto continúan los inventarios en las sedes faltantes y, de manera paralela, se está cargando el contenido de las fichas técnicas a un sistema de información geográfico llamado ArcGIS, que permite trabajar en línea sobre los puntos de georreferenciación de los individuos forestales.

 

En ese sistema se suben los planos topográficos: en el caso de las sedes de Cali se contó con el apoyo de la Oficina de Planeación, incluso se tuvo acceso a una ortofotografía (fotografía aérea de mayor calidad) del campus Meléndez; para las sedes regionales se recurrió a Google Maps y a los planos de ArcGIS. La aplicación tendrá dos usos: de control en el tratamiento o intervención silvicultural de cada uno de los árboles y de consulta abierta a la comunidad en general.

 

En el primer caso, los jardineros junto al supervisor deben estar acompañados de un ingeniero forestal, como “lo establece la norma del Estatuto de Silvicultura Urbana de Santiago de Cali, donde se exige que sea un profesional de esa área el que coordine las intervenciones silviculturales en cualquier parte de la ciudad”, explica Johanna Solano, ingeniera forestal a cargo del Programa de Manejo Silvicultural. Además, cada intervención debe contar con la aprobación previa de la autoridad ambiental en cada región (DAGMA, para las sedes de Cali, CVC para las regionales en el Valle y CRC para Norte del Cauca).

 

El ingeniero ingresa a la aplicación, se registra y diligencia una encuesta con la fecha, la hora y escoge la categoría -es decir, el tipo de intervención- de un menú desplegable, hasta generar un reporte de actividad. El objetivo es llenar una base de datos para saber qué tratamiento se le ha hecho al árbol, qué necesidades faltan suplir y tener un control temporal para las próximas intervenciones.

 

Anteriormente se priorizaban las emergencias -árboles caídos o a punto de caer, entre otras- porque no había un seguimiento a los individuos forestales bajo un sistema que los agrupara a todos. Con la aplicación se tendrá entonces un mejor manejo de la cobertura forestal y las intervenciones se harán de manera controlada, de acuerdo a sus necesidades.

 

Cuando la necesidad sea de consulta, la comunidad podrá acceder de manera sencilla, ya sea por el número de placa o el nombre común del árbol, y conocer la ficha técnica del individuo forestal junto a algunas fotografías. “Esperamos que la aplicación sirva para que los estudiantes puedan dimensionar la riqueza forestal que hay, tanto en el campus Meléndez, como en los otros campus”, señala Sergio Cardona, jefe de la sección.

 

La prueba piloto se está realizando en la sede Norte del Cauca, donde el inventario forestal está terminado. Allí se empezó a trabajar con la aplicación general, a la que se le están haciendo modificaciones acorde a las necesidades que han surgido: se han ido agregando casillas técnicas sobre el proceso de intervención silvicultural y se trabaja en la opción de “búsqueda específica”, para reducir el tiempo de rastreo de cada árbol.