Sección de Servicios Varios y Gestión Ambiental

 

 

Jornada de monitoreo en el marco del Plan de Mejoramiento de Vertimientos Líquidos

 

 

El 11 de julio se realizó en la sede Meléndez de la Universidad del Valle, un monitoreo de control interno mediante la caracterización de los vertimientos líquidos que se generan en el campus. Esta actividad se realizó en seis puntos: dos entre el edificio E1 y E20, otros dos en la Facultad de Ingenierías, uno más en el Restaurante Universitario y el último ubicado en el CDU.

 

De acuerdo a la ingeniera sanitaria y ambiental, Estefanía Ruíz, ese tipo de monitoreos hacen parte del Plan de Mejoramiento en Vertimientos de la Universidad del Valle y se desarrollan con el compromiso de tener un control y detectar posibles concentraciones de sustancias que impactan en el vertimiento del alcantarillado municipal, teniendo en cuenta que la universidad tiene dinámicas similares a la de una ciudad, con diferentes actividades -como el trabajo en laboratorios, el servicio de salud, el complejo administrativo y las cafeterías- que pueden impactar al vertimiento final.

 

La caracterización es una especie de fotografía que se hace durante el lapso del monitoreo. Consistió en la toma periódica de muestras dentro de una jornada de doce horas, donde se identificó el estado de las aguas residuales frente a distintos parámetros como grasas, aceites, fenoles, etc. La información final arroja un diagnóstico sobre la calidad de los vertimientos del campus y, a partir de ese resultado, se considerarán alternativas de solución y mejoramiento de las distintas prácticas que generan vertimientos líquidos.

 

Es la primera vez que se realiza un monitoreo de este tipo a manera de control interno, ya que desde 2013 se han obtenido resultados a nivel de campus, pero no a nivel de las dependencias que lo conforman. El semestre pasado se realizó el diagnóstico ambiental en la sede Meléndez, con visitas a tres sectores identificados con la misma dinámica de la universidad, donde se realizan labores de salud, cafetería y laboratorios.

 

Anteriormente no se realizaban este tipo de monitoreos porque las instituciones se regían bajo el criterio de remoción de carga y las Empresas Municipales de Cali (EMCALI) se encargaban de hacer la remoción en su planta para dicha actividad. Ahora es el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a través de la Resolución 0631 de 2015 y el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (DAGMA), los encargados de la vigilancia y control a los parámetros de los vertimientos líquidos.