Sección de Servicios Varios y Gestión Ambiental

 

 

La Política Ambiental de Univalle, un compromiso de todos

En 2019 se cumplen cinco años desde la firma de la Política Ambiental de la Universidad del Valle (Resolución 009 de 2014), documento que sella el compromiso de la Institución con el cuidado del ambiente y establece un punto de partida para incentivar la gestión ambiental en los dos campus de Cali y en las nueve sedes regionales.

La Universidad, en concordancia con su misión “promueve acciones en búsqueda de un medio ambiente sano, en conexión con el derecho a la vida y la salud de las personas”. La Resolución 009 de 2014 es amplia y se divide en varios compromisos específicos. En ella la Institución también pone de manifiesto su responsabilidad social y ambiental frente a la solución de los problemas ambientales que se pueden generar en el cumplimiento de la tarea misional.  

Por ello desde la Resolución se plantean actividades que incluyen la promoción de una cultura ambiental y la gestión de los aspectos ambientales, como el control y manejo de los residuos generados por la comunidad universitaria hasta la inclusión de temáticas relativas al cuidado del ambiente en la malla curricular.

Desde el año 2008 se han realizado reuniones entre docentes, trabajadores y estudiantes interesados en proponer soluciones a las problemáticas ambientales al interior de la universidad; todas las iniciativas recogidas en ese diálogo multiestamentario, se pusieron al servicio de la Política Ambiental aprobada en el año 2014 por el Consejo Superior. El proceso se llevó desde un enfoque participativo y tomó mucho tiempo en razón del trabajo que significaba hacer el inventario de todas las necesidades que tiene la universidad en materia ambiental.

Ángela Moreno, ingeniera ambiental encargada de liderar el proyecto de planeación e implementación del Sistema de Gestión Ambiental para la Universidad del Valle (SIGAUV), reconoce la importancia de contar con la Política Ambiental, pues las acciones que se desarrollen como parte de esta Resolución, simbolizan un aporte institucional a los esfuerzos locales, regionales, nacionales y globales por prevenir o mitigar los impactos humanos en contra del ambiente, en una época en la que aspectos como el cambio climático o la alteración de los ciclos biogeoquímicos están presentes en la sociedad, como uno de los desafíos más importantes para afrontar y solucionar en todo el planeta.

La gestión ambiental, que intenta promoverse con el contenido de la Política Ambiental, implica cuestionarse orgánicamente por los impactos ambientales derivados de las acciones que se realizan individual y colectivamente dentro de la institución. En términos institucionales, tales cuestiones deben abarcar el costo ambiental en cada campus, producto del consumo hídrico y energético, las labores de aseo y acondicionamiento de las aulas, la cantidad de residuos sólidos que se producen a diario, el desperdicio de alimentos, entre otras variables, teniendo en cuenta que se trata de espacios de alta densidad poblacional.

La misión de la Universidad del Valle pasa por la formación de profesionales en una amplia variedad de áreas del conocimiento y de la investigación, así como una vocación de servicio a la comunidad con miras al crecimiento de la región y en sintonía con las necesidades actuales de la sociedad en la región, el país y el mundo. Si queremos un mundo mejor para hoy y nuestros próximos presentes, la consciencia ambiental es un aspecto imprescindible en el quehacer de toda actividad humana sobre la Tierra.

Dentro de los proyectos implementados a partir de la instauración de la Política Ambiental, se destaca la creación de un Sistema de Gestión Ambiental (SIGAUV). Un primer paso en el  desarrollo de una cultura ambiental en la Institución, y para su conformación y dinamización se realizan eventos de sensibilización, talleres de capacitación y jornadas pedagógicas.

Otro de los proyectos es el Sistema de Gestión Integral de Residuos Sólidos (SGIRS), que direcciona la gestión de los residuos generados en la institución, según las posibilidades de reducción, de separación en la fuente y otras alternativas de gestión planteadas en la normativa de orden nacional, departamental y municipal.

El SGIRS involucra a todos los actores de la comunidad universitaria como generadores de residuos sólidos, responsables de disminuir o prevenir su producción y de separar adecuadamente desde la fuente. El funcionamiento se completa con la participación del personal de aseo, encargados de mantener la separación realizada por la comunidad universitaria, llevando las bolsas de los puntos ecológicos a los puntos de almacenamiento temporal; y, finalmente, un grupo de personas pertenecientes a una asociación de recicladores de oficio, los transporta hasta la Estación de Clasificación y Almacenamiento (ECA), donde reciben los materiales que han sido separados, a la vez que segregan y aprovechan la mayor cantidad posible de residuos no separados, antes de que sean llevados al relleno sanitario

Entre el camino que falta por recorrer en materia ambiental, y siguiendo los lineamientos de la Resolución 009 de 2014, la Universidad del Valle es consciente de los impactos ambientales de cualquier decisión que se tome. El propósito será siempre contar con un plan detallado que permita contrarrestar cualquier impacto ambiental generado y, de ser posible, evitarlo.

El marco normativo de la Política Ambiental es muy joven en la institución y tomará algún tiempo que su contenido haga parte integral del conducto regular de cada proyecto ejecutado dentro de la misma, sin embargo, desde la Sección de Servicios Varios y Gestión Ambiental se han adelantado una serie de acciones con resultados positivos:

Diagnóstico

En el SIGAUV se consolidó una matriz de identificación y evaluación de los aspectos ambientales en los campus de Cali y se establecieron los requisitos legales en materia sanitaria y ambiental.

Además, se entregó la primera versión de la caracterización del subproceso de Gestión Ambiental y del manual de procedimientos al Área de Gestión de la Calidad.

En el Sistema de Gestión Integral de Residuos Sólidos (SGIRS) se hizo la caracterización de los residuos sólidos en los campus universitarios de Cali y se ejecutaron las fases de montaje y operación de 150 puntos ecológicos. Gracias a la puesta en marcha del sistema, en 2018 la Universidad del Valle dejó de entregar al relleno sanitario más de 50 toneladas de residuos sólidos aprovechables -un aumento del 60% de material recuperado, si se compara con 2017- en los campus de Meléndez y San Fernando.

Con el Plan de Mejoramiento de los Vertimientos Líquidos, aprobado por el DAGMA, se realizó el diagnóstico en laboratorios, Servicio de Salud y cafeterías; y se monitorea de manera periódica los vertimientos líquidos en Meléndez y San Fernando.

El cuidado de la flora en los campus, a cargo del Programa de Manejo Silvicultural, ha permitido el establecimiento de los inventarios forestales en los campus de Cali -y su georreferenciación en un aplicativo móvil- , igualmente, en las regionales de Palmira, Norte del Cauca y Buenaventura. Además, se han sembrado más de 100 individuos forestales representativos del bosque seco tropical, para fortalecer la zona de reserva del Jardín Botánico Universitario del campus Meléndez; y se ha realizado el debido mantenimiento -es decir, fertilización, control sanitario y podas- a 780 árboles en las sedes de Cali.

Es importante resaltar que este año se dio inicio a la etapa de diagnóstico por parte del SIGAUV y del SGIRS en las sedes regionales de Palmira, Norte del Cauca, Yumbo y Buga.

Talleres participativos

Desde la puesta en marcha de los proyectos de gestión ambiental, se han programado y desarrollado charlas y talleres participativos con los aseadores y jardineros de la universidad, con el fin de rescatar los saberes adquiridos en los años de experiencia, complementar sus conocimientos y capacitarlos en su rol estratégico dentro de la gestión ambiental universitaria.

Se han realizado diversos talleres al personal del área administrativa y del servicio de salud, sobre los avances en materia de residuos y las buenas prácticas para lograr una adecuada gestión de residuos sólidos; los participantes recibieron recipientes grises para la separación de papel y cartón dentro de las oficinas.

Por otra parte, se han programado charlas a los laboratoristas -apoyadas por expertos- sobre manejo de residuos peligrosos; y sobre manejo de residuos sólidos y vertimientos líquidos, a los trabajadores del Restaurante Universitario y a los encargados de las cafeterías satélites.

Desde el año 2017 se cuenta con un espacio de participación en las jornadas de inducción a estudiantes de primer semestre en las sedes de Cali. Y se institucionalizó la Semana de la Gestión Ambiental, un evento anual para que la comunidad universitaria conozca de cerca los proyectos de gestión ambiental y participe activamente en las actividades lúdicas y recreativas que se programan durante esos días.

La expedición de la Resolución 009 de 2014 que establece la Política Ambiental, hace parte de los esfuerzos que la Universidad del Valle ha dirigido hacia el cuidado y la conservación del medio ambiente. Dicho documento se suma al Acuerdo 004 de 2010 que declara al campus Meléndez como Jardín Botánico Universitario y a la reciente disposición del Consejo Superior, a través del Acuerdo 004 de 2019, que modifica la denominación de la Sección de Servicios Varios -en adelante, Servicios Varios y Gestión Ambiental- y le asigna nuevas funciones.

La sección de Servicios Varios y Gestión Ambiental asume competencias de asesoría, promoción, educación, prevención y vigilancia, entre otras, en materia ambiental al interior de los campus de la Universidad. En el Acuerdo se pone de manifiesto la labor que ya había iniciado la Institución a través de esta dependencia desde hace varios años, y más recientemente desde el año 2017, de los proyectos del Sistema de Gestión Ambiental, el Sistema de Gestión Integral de Residuos Sólidos, el Programa de Manejo Silvicultural y el Plan de Mejoramiento de Vertimientos Líquidos.